lunes, 23 de noviembre de 2009

Sobre la localización subjetiva:

Para determinar la localización subjetiva del paciente es esencial tener en cuenta lo que dicho paciente dice, ”lo que significa separarnos de la dimensión del hecho para entrar en la dimensión del dicho, que no está muy lejos de la dimensión del derecho” (Miller, p. 38). Pero además de eso se hace necesario preguntarse por la posición que toma aquel que habla con relación a sus propios dichos, es decir identificar la enunciación.

Una manera que permite ver la posición subjetiva y de esa manera marcar el valor del dicho es identificar la modalización del dicho, en las palabras que el sujeto usa para referirse a algo, ya que todas esas palabras indican la posición que el sujeto asume ante él.

Es importante entonces distinguir entre el dicho y la posición que asume el sujeto con relación al dicho. “como principio del método, es imperativo para el analista distinguir siempre el enunciado de la enunciación y paralelamente, el dicho del decir. Una cosa es el dicho, el dicho como hecho, y otra lo que el sujeto hace con lo que dice” (Miller, p. 44).

Lacan plantea que “en cada cadena significante se sitúa la cuestión de la atribución subjetiva”, esto lo explica Miller con las siguientes palabras: “No hay una sola cadena significante sin que se plantee la cuestión del sujeto, de quién habla, y desde qué posición habla”. (p. 50), pero además Miller plantea que cada palabra que el sujeto expresa, es en realidad la repetición del discurso del Otro, es una cita. Se formula además que hablamos modificando constantemente la posición del sujeto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada